La ficción del otro

 

jozefow

 

Nos apresuramos a señalar lo que de ajeno hay en el Horror. Que es todo. Siempre son otros, los otros. Radical, esencial, necesariamente otros.  Salvajes, monstruos, inhumanos. Nada más humano que la deshumanización apresurada, histérica, del otro. Producto de un conocimiento demasiado molesto o de una ignorancia patológica. Tal vez buscada. Jamás pensamos que son hombres corrientes, ordinary men, que podemos ser, que somos, como ellos. Ellos y nosotros; ni siquiera yo: nosotros. Y ellos.

Demasiado ocupados lamentándonos, detestando, como para darnos cuenta de que repetimos el mismo proceso del que pretendemos desligarnos. Es precisamente el mecanismo de deshumanización el primer paso de ese “otro-que-no-es-humano”. Y a esa ficción nos aferramos.

La sorpresa constante ante el Horror, percibido como singularidad, sólo puede significar impostura o ignorancia. Su condena, necesariamente inmediata, inmediatamente necesaria, rápida, acrítica, doblemente inútil, pues impide cualquier intento de comprensión. La condena precipitada como coartada. “Yo no fui, lo juro. No vi nada. No oí nada. Ni siquiera estaba allí.” La coartada precipitada como sospecha de culpa. “¿Dónde estaba, entonces?” Muro de humo frente al Horror de los otros. Muro de espejos, en cambio, la comprensión. Siempre en silencio. Sólo silencio. Solo, silencio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s