Servidumbres voluntarias

robespierreguillotina

Todo proceso político ha sido y será siempre revolucionario. En el sentido astronómico del término. Es decir, cíclico. Todo vuelve siempre al mismo lugar. Cambiarlo todo para que nada cambie. Es de ilusos pensar que puede darse algún cambio real. Pensar, además, que uno puede tener algo que ver con ese cambio, va más allá de la ilusión.

Dentro de poco se celebrarán las elecciones al Parlamento europeo. Más de la mitad de los españoles, al parecer, no tiene ni idea de cuándo se celebran. Da lo mismo. Lo que es seguro es que unas cuantas personas serán elegidas para no se sabe muy bien qué. Para hacer como que hacen, allí, en Europa. Y les pagaremos encantados. Otros, los pobres, se quedarán sin premio. Y no tendrán nada que ofrecer a sus votantes, más que ilusión y esperanza. Ilusión y esperanza, para que todo empiece de nuevo. Otro escenario, otros actores, el mismo guión. Y el mismo público, en la caverna, aplaudiendo el paso de las sombras.

Platón, vilipendiado por muchos que creen que escribió la República hace veinte años, también intentó cambiar las cosas. Mediante la política. ¿Cómo si no? Pero se dio cuenta de que ni República, ni rey-filósofo, ni filósofo-rey. Filósofo, sólo. Y por lo tanto, solo. No cambiará nada, pero al menos sabré que no cambiará nada. Y no seré cómplice de todas las barbaridades que se cometan en nombre de ese no-cambio. Que no es poca cosa. La militancia tiene un precio muy alto. No sólo te hace cómplice de las barbaridades, sino también de la estupidez. Que es casi peor. Del pensamiento colectivo, del esloganismo, de la adoración al líder y a la Causa, del desprecio a quienes no ocupan el mismo espacio. Del eterno mecanismo de la esperanza y del miedo. Como decíamos, un precio demasiado alto.

Me quedo con Epicuro y el viejo Platón. Porque en política,  “adaptando” a Gorgias:

Nada cambia.

Si algo cambiara, sería superficial.

Si se pudiera dar un cambio real, tú no tendrías nada que ver.

Nada cambia, en política. Salvo quien se adentra en política.

OBRAS MENCIONADAS:

Carta VII – Platón

Epicuro – Obras

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s