UKIP, Frente Nacional y Podemos. O de los usos de las palabras en política

Es curioso esto del prefijo “ultra”. Comienzo a sospechar que las palabras, contrariamente a lo que siempre había creído, tienen propiedades del mundo físico. No me explico si no la querencia del citado prefijo por determinadas categorías políticas, y su rechazo a otras. “Nacionalista” y “Derecha” sí; “Izquierda”, jamás. ¿Se verán las palabras afectadas por los polos magnéticos? Tal vez, sólo tal vez, sea físicamente imposible combinar “ultra” con “izquierda” del mismo modo que es imposible juntar dos polos iguales. Pedro Abelardo y los nominalistas estarían errados. La palabra “rosa” olería a rosas, y la palabra “agua” calmaría la sed.

El lector avispado se habrá percatado de que todo esto tiene que ver con las reacciones a los resultados de las recientes elecciones al Parlamento Europeo. Sea eso lo que sea. Las mentes sensibles y “críticas” se han apresurado a catalogar a dos de los triunfadores como “ultras”, consiguiendo así que parezcan lo mismo para no dejar de vivir en un mundo claramente dividido entre buenos y malos, que al fin y al cabo es de lo que se trata. Me refiero al Frente Nacional de Marine Le Pen y al UKIP de Nigel Farage. Y sí, seguramente ambos tengan puntos en común. Y no niego que sean merecedores del prefijo “ultra”. Pero si fuéramos capaces de “hacer política” sin pervertir el significado de las palabras -lo sé, alguno ya estará pensando en algo como esto– no utilizaríamos el prefijo, convertido ya en concepto, a la ligera. Estableceríamos claramente qué es lo que cualifica a un partido, persona o idea para poder ir acompañada de “ultra”. ¿Es su lejanía respecto a un centro moderado? ¿Son los métodos de los que se sirven para defender los fines? ¿O acaso son las ideas mismas las que son “ultra”, sin necesidad de establecer un punto de referencia? Esto último no tendría sentido, puesto que “ultra” significa “más allá”, es decir, ha de contar con un punto previo, una referencia local. También puede significar exceso, pero del mismo modo requeriría una cantidad media, aceptable, desde la que se produciría ese exceso.

Ocurre, no obstante, que “ultra” ha quedado como sinónimo de “muy de derechas”. Sólo hace falta ir al RAE para comprobarlo2. adj. Dicho de un grupo político, de una ideología, o de una persona: De extrema derecha. U. t. c. s.

Ultra, es decir, extrema derecha. Palabras que cobran vida y establecen vínculos afectivos. Y la eterna servidumbre hacia el caduco eje izquierda/derecha. Caduco y necesario, para que pueda continuar el carnaval de afectos al que ha quedado reducido la política. Si es que alguna vez fue otra cosa.

No hay, en lo económico, grandes diferencias entre el ultraderechista Frente Nacional de Le Pen y Podemos. Pero como decíamos, no son los hechos los que fijan las palabras, sino los afectos. Le Pen es una desagradable extremista hija de un todavía más desagradable extremista. Pablo Iglesias es un joven profesor universitario que… “No hay más preguntas, señoría.” La elección de las palabras, como trágicamente supo Klemperer, no es nunca accidental. Las palabras dan forma a lo político. O tal vez sea más acertado decir que la política comienza con las palabras. Con la perversión sistemática y ordenada del significado de los conceptos sobre los que se construirá el discurso.

humpty-dumpty

 

-La cuestión -insistió Alicia- es si se puede hacer que las palabras signifiquen tantas cosas diferentes.

-La cuestión -zanjó Humpty-Dumpty- es saber quién es el que manda… eso es todo.

 

 

 

No debería producir ningún sentimiento la palabra “ultra”. Pero lo hace. Y por ello no describe, sino que conforma afectos. El lenguaje permite distinguir las cosas. Los afectos las unifican, en lo agradable y lo desagradable. No defiende UKIP nada distinto, en lo esencial, a la gran mayoría de partidos conservadores en el terreno de la inmigración. Recuperación de las competencias en el control de esa inmigración, y condiciones estrictas para el acceso a los servicios sociales del Estado. Sí aporta una diferencia: un discurso económico en el que la responsabilidad cae sobre el individuo y no sobre el Estado. Es decir, opuesto al discurso de Podemos y el Frente Nacional. Pero sólo interesan las diferencias que reafirman los afectos. Otro apunte: sólo UKIP, y no por ejemplo CIU, merece el calificativo de ultranacionalista por sus propuestas sobre inmigración. CIU:

  • Reivindicar más competencias en materia de inmigración para conseguir el desarrollo del Estatut.
  • Reforzar la lucha contra la inmigración irregular y asegurar que el Estado cumpla las obligaciones establecidas en las políticas de retorno.
  • Hacer obligatorio el requisito de la obtención de l’arrelament” (esfuerzo de integración) para obtener la residencia permanente.
  • Desarrollar un plan de enseñanza de la lengua catalana.

 

Si fuéramos capaces de hacer política sin pervertir el significado de las palabras, decía, sin convertir los afectos en el punto de partida, eje y meta de los discursos, podríamos abandonar de una vez por todas el esquema izquierda/derecha, mero generador de servidumbres sentimentales. Pero

Si la naturaleza humana estuviese dispuesta de tal modo que los hombres viviesen siguiendo únicamente las prescripciones de la razón, y si sus esfuerzos tendieran a ello solamente, el derecho de naturaleza, mientras fuera considerado propio del género humano, estaría determinado únicamente por la potencia de la razón. Pero

 

Gabriel Albiac, en el Epílogo de la Ética de Spinoza

OBRAS MENCIONADAS:

LTI. La lengua del Tercer Reich: Apuntes de un filólogo

Alicia en el País de las Maravillas: Incluye Al otro lado del espejo

Ética demostrada según el orden geométrico

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s