El hecho relevante

comunicado BS

 

 

Hoy se ha conocido la noticia del fallecimiento de Emilio Botín, presidente del Banco Santander. El banco ha emitido un comunicado oficial que se ha recibido con cierta perplejidad o incluso con desprecio, en función del público. El comunicado era, efectivamente, escueto y poco o nada valorativo. La religiosa Lucía Caram ha aprovechado para cargar contra el capitalismo, que no tiene “entrañas ni sentimientos”, y ha sugerido que el Santander debería aprovechar para perdonar todas las deudas y para “dar dación de pago y crear oportunidades.” Después, imagino, habrá vuelto a la contemplación.

Si en lugar de dedicarse a la contemplación se hubiera dedicado al conocimiento tal vez habría descubierto que el encabezado “Hecho relevante” no era fruto de una elección caprichosa. Un hecho relevante, en el contexto en que se ha emitido la nota, es un comunicado dirigido a la CNMV cuando se produce un hecho que puede influir notablemente en la cotización de los valores de una empresa. Por lo tanto, debe ser un comunicado informativo y escueto.

He de reconocer que hace dos horas desconocía la figura del hecho relevante. Cuando he leído el comunicado me ha llamado la atención el encabezado, pero no le he dado mayor importancia. Poco después me he adentrado en twitterland, como casi todos los días, a gastar los cinco minutos de calderilla. Allí me he encontrado con la religiosa contemplativa, que últimamente me recuerda a Uatu, el vigilante de Marvel que se pasa media vida diciendo que no puede intervenir en los asuntos terrestres, y la otra media cargándose su juramento. También he leído algo de una delegación de IU, la típica aportación pretendidamente jocosa sobre la muerte de uno de esos enemigos quijotescos que le gusta crearse a cierta izquierda. Pero al margen de la dosis habitual de estupidez, con la que uno ya cuenta, también es posible encontrar información útil en Twitter. Relevante. En una de las cuentas que sigo, alguien ha dejado constancia de que un hecho relevante no es simplemente un acontecimiento importante. No en el contexto en el que nos movemos hoy. Pero para algunos ya era tarde, como siempre.

Ya he comentado en alguna ocasión que actuar con prudencia y contrastar la información debería ser obligatorio antes de emitir una opinión. Lo que ocurre es que la opinión es opinión precisamente por apresurada, débil y carente de rigor. De lo contrario sería conocimiento. Contrastar la información te lleva a equivocarte menos, pero soltar la primera tontería que se pasa por la cabeza lleva al éxito mediático. La opinión siempre ha cotizado al alza, ése es el verdadero hecho relevante en esta cuestión. Lucía Caram: más de 300 retweets en los dos comentarios sobre el hecho relevante, 134.000 seguidores, y opinadora estrella en Las Mañanas de Cuatro.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s