Sentencia popular

Compruebo asombrado que ayer el Estado español fue juzgado y sentenciado en Pamplona por un tribunal popular. Y no sé qué hacer, porque esto lo cambia todo. No estaba preparado para ser testigo de algo tan grande.

Más allá de la broma involuntaria, y sobre todo más allá de la preocupación que estos tribunales pudieran crear, hay que tener clara una cosa: es teatro. Aunque el referente de estos tipos sea la Revolución Francesa y la guillotina, a lo que se parecen es a una performance de Leo Bassi. Ruidosa, de mal gusto y violenta. Pero performance. Y por tanto, irrelevante. Durante la marcha que ayer precedió a la sentencia popular, hubo tiempo para aliviar las necesidades primarias de los asistentes. Se dispusieron contra una pared las figuras de aquéllos que en el imaginario de la turba representan al imperialismo español. Rouco Varela, Felipe VI, Rajoy, Baltasar Garzón o Franco, entre otros. Y los asistentes, que ya venían avisados, dedicaron unos minutos a divertirse. (En el enlace del primer párrafo hay un vídeo. A partir del 1:20) Traían varios zapatos con los que intentaron derribar -simbólicamente- esos símbolos del imperialismo español, entre risas e insultos. Ancianos, adultos, jóvenes y niños. No sé si jugaban a odiar, o si odiaban mediante el juego. Habría de todo. Pero parece que lo pasaron bien.

Hace unos días llevaron a cabo una performance parecida en Venezuela. En esta Venezuela. En esa ocasión, en lugar de lanzar zapatos, asistieron a un espectáculo de teatro callejero. La performance dentro de la performance. El espectáculo sirve para enunciar los crímenes de los que se acusa al Estado español. Entre esos crímenes, éste:

IMG_1480

Esos pobres militantes vascos a los que se refieren son los miembros de ETA. La performance se despide con esta frase: “Somos la vida y la alegría, en tremenda lucha contra la tristeza y la muerte.”
Quién lo diría.

En cualquier caso, esta estupidez no servirá para nada. Los cinco integrantes de Askapena serán juzgados con las garantías legales del Estado a partir del 19 de octubre, acusados de integración o colaboración en banda terrorista, no de solidaridad internacional. En cambio, el juicio contra el Estado español se quedará en una farsa. Y como la frustración es difícil de llevar, seguirán alimentando los dos minutos largos de odio.

Por cierto, se trataba, según los organizadores, de la Marcha de los pueblos libres. La bandera.

corean

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s