El registro.

 

El problema de los políticos que contemplan el totalitarismo como una posibilidad es el registro. Ante ciertos públicos se pueden decir cosas que pasarían factura si fueran conocidas a nivel general. Pero no pueden dejar de decir esas cosas. Así que lo que tienen que hacer es eliminar esos registros.

Hace tiempo escribí sobre un vídeo de Pablo Iglesias. El vídeo recogía un fragmento de una ponencia de Iglesias en unas jornadas organizadas por la Unión de Juventudes Comunistas de España. La ponencia se titulaba Comunicación política en tiempos de crisis. Durante la ponencia, uno de los asistentes le pedía al por entonces profesor de la UAM que dijera qué le parecía más importante, hacer propaganda o educar.

  • ¿Propaganda o educar? Propaganda sin lugar a dudas. Educar cuando controlemos un Ministerio de Educación.

Ésa fue la respuesta de Pablo Iglesias. Hoy he abierto la entrada para volver a ver el vídeo. Pero el vídeo ya no estaba. Afortunadamente Santiago González, autor del blog en el que vi el vídeo por primera vez, transcribió la respuesta hace tiempo.
También he encontrado otros dos enlaces al vídeo. Éste y éste. Lo bueno es que ofrecen la posibilidad de escuchar al propio Iglesias, y eliminan la opción de escudarse en una supuesta manipulación. Lo malo es que no es aconsejable fiarse de la permanencia de esos registros, como ya hemos visto. Eliminarán vídeos porque el principal problema para ellos, decíamos, es el registro. Por eso el registro es un deber. El simple acto de mostrar los hechos. Sirva o no sirva para algo.

 


 

 

En la entrada que escribí me refería también al escrache que organizaron contra Rosa Díez en la Facultad de Políticas de la Complutense. Algo en lo que no reparé cuando lo vi en su momento: cuando da comienzo el acto de repudio espontáneo, justo después de escuchar las instrucciones -“arriba, arriba, arriba”- alguien canta el comienzo de Eusko gudariak

eusko gudariak

Y otra cuestión importante: alguien de la universidad accede a la petición improcedente y les da el micrófono. Un pequeño gesto.

Por último, las explicaciones de Iglesias. “Es radicalmente falso que ninguna persona sentada en esta mesa o ninguna persona de Podemos participara en un escrache.”
No deja de ser gracioso.

Anuncios

1 comentario

  1. Para la izquierda el pasado no existe, la historia se reescribe, como pasó con las fotos de Stalin, donde los disidentes “desaparecían”, o como bien describió Orwell con su “Ministerio de la Verdad”.

    Los vídeos de Iglesias sólo son un ejemplo más.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s