Lo de Otegi

 

Hace unos días Kepa Zubizarreta volvía a Santurce, su pueblo, tras muchos años de ausencia. Cientos de vecinos, amigos y familiares lo recibieron cariñosamente en el puerto. En el homenaje hubo sardinas a la parrilla, flores, banderas, música y bailes tradicionales y mensajes reivindicativos.


 

Kepa Zubizarreta era un miembro de ETA. Pertenecía al Comando Nafarroa y participó en varios atentados contra la Guardia Civil en Navarra. Fue detenido en 1996 junto a Igor Angulo, y en el piso se encontraron un fusil con mira telescópica, un lanzagranadas y dispositivos para coches bomba. También hallaron fusiles de asalto, subfusiles, pistolas, munición y placas de matrículas falsas.
La función principal de Zubizarreta y Angulo, según la noticia de El País, era proporcionar información sobre potenciales objetivos terroristas. Zubizarreta había sido absuelto unos meses antes en el juicio por la paliza al ertzaina Ander Susaeta. El agente fue apaleado en 1993, durante las fiestas de Bilbao, en el recinto festivo. Participaron 26 personas y 17 pudieron ser identificadas. Zubizarreta no estaba en este último grupo. Juan Luis Camarero, miembro de Jarrai, fue quien inició la agresión. Cuando alguien cuestionó su actitud se justificó diciendo que el agredido era un “cipayo” y un “torturador”. Poco después de comenzar la agresión se le unió el resto de los acusados. El agente sufrió lesiones y fracturas, y requirió tratamiento psiquiátrico. Durante la paliza tuvo que oír varias veces “¡mátalo, mátalo!”.
Días después de conocerse la sentencia, en 1996, varios testigos que habían declarado en el jucio comenzaron a recibir llamadas amenazantes, y Herri Batasuna proporcionó sus datos personales en una campaña de buzoneo en el barrio de La Peña.

La sentencia de 1996 absolvió a Kepa Zubizarreta. Ese mismo año fue detenido por su pertenencia a ETA. Veinte años después, cientos de vecinos de Santurce lo recibieron en su pueblo. Respondieron al llamamiento de los organizadores “a que se acuda ese día a arropar a nuestro vecino como se merece, tras una vida de lucha y compromiso con este pueblo“.

 

En 1996, el año en que Kepa Zubizarreta fue detenido por pertenencia al Comando Nafarroa, era detenida Arantza Garbayo por colaboración con el Comando Vizcaya. Se encargaba, como Zubizarreta, de enviar información sobre posibles objetivos terroristas. Posteriormente fue condenada por integración en banda armada, depósito de armas y explosivos, falsificación y conspiración para el asesinato de Manuel Fraga.
En 1999, mientras cumplía condena, Arantza Garbayo fue nombrada ‘txupinera’ en la Aste Nagusia, las fiestas de Bilbao. Las comparsas colocaron una figura de cartón para representarla en todos los actos festivos. Sí pudo estar en el homenaje a la txupinera en las fiestas de 2013. Había salido de la cárcel unos meses antes, y los organizadores posibilitaron que la condenada por pertenencia a ETA lanzase este mensaje a los vecinos de Bilbao: “Ha tenido mucho significado, lo que no puede hacer en su momento lo he hecho hoy. Lo he lanzado en mi nombre y en el nombre del colectivo de presos políticos vascos“.

Lo de Otegi no es lo de Otegi. Es lo de los vecinos de Otegi, que son los mismos que los de Zubizarreta, Garbayo, Javi de Usánsolo y todos los terroristas que siguen siendo homenajeados en los pueblos del País Vasco con total normalidad.
Y por supuesto, no es el pasado.

Hoy comienzan las fiestas de Bilbao.

Anuncios

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s