El posicionamiento de Facu Díaz

Ayer se cumplían veinte años del secuestro de Miguel Ángel Blanco.

Mañana se cumplirán veinte años del asesinato de Miguel Ángel Blanco por parte de ETA. Concretamente -siempre, siempre hay que concretar- fue asesinado por Francisco Javier García Gaztelu, José Luis Geresta Mujika e Irantzu Gallastegui Sodupe. Y por Ibon Muñoa, que era Concejal de HB en Eibar y colaboró con quienes llevaron a cabo el asesinato.

Geresta Mujika apareció muerto en 1999 de un tiro en la sien. Los informes forenses apuntaron al suicidio, algo que posteriormente fue confirmado por la Audiencia de Guipúzcoa.
El etarra era natural de Zizurkil, una localidad guipuzcoana. En un pleno del ayuntamiento, PNV, EA y HB aprobaron una moción en la que calificaban la muerte de Geresta Mujika como “sospechosa” de ser un “nuevo episodio de la guerra sucia utilizada por el Estado español”. Posteriormente, el ayuntamiento puso el nombre de uno de los asesinos de Miguel Ángel Blanco a una plaza de la localidad. Tras una petición de familiares de Fernando Múgica y de Miguel Ángel Blanco, la placa fue retirada en 2008.

García Gaztelu y Gallastegui Sodupe permanecen en prisión, así como Ibon Muñoa.

A ellos y a todos los presos de ETA, algunas personas los denominan “presos políticos”. O “represaliados”. O “refugiados”, cuando escapan para no entrar en la cárcel.
Los organizadores del festival Hatortxu Rock son unos de los que los llaman así. Hatortxu Rock es un festival solidario con los presos de ETA que pide poner fin a la dispersión.
Y algo más. En su web oficial pide que todos los “represaliados” por el “conflicto armado” puedan estar “en casa, libres y vivas”. Su lema es “Txori askeen unea heldu da”, o “Es el momento de los pájaros libres”.
Libres, no encerrados en cárceles del País Vasco.

Pero más allá de la ambigüedad de cara al exterior, de lo que no hay duda es de que para quienes participan en este festival, los asesinos de Miguel Ángel Blanco, entre muchos otros, son presos políticos.

Una de las personas que participará en el festival es el conocido comediante Facu Díaz.
El humorista siempre se ha lamentado por las persecuciones que ha sufrido debido a sus tuits o a sus performances en programas como La Tuerka. En una entrevista en Público afirmaba que se sentía víctima de una caza de brujas cuyo objetivo real era Pablo Iglesias.
Hace unos días comentó en Twitter algo sobre el juicio contra los supuestos agresores de Alsasua. “Decir que nadie debe ir 50 años a prisión por un tobillo roto te posiciona automáticamente con los malos”, se lamentaba tras las respuestas recibidas.

 

Pero no, no es eso lo que posiciona al humorista Facu Díaz con los malos.
Lo que posiciona al humorista Facu Díaz, no con los malos sino con quienes defienden que los asesinos de Miguel Ángel Blanco son presos políticos, son sus actos.

El 28 de julio, Facu Díaz actuará en un festival que llama a García Gaztelu, a Irantzu Gallastegui o a Ibon Muñoa, entre muchísimos otros, “presos políticos”. Un festival que pide que ellos y muchos como ellos “vuelvan a casa”.

Eso es lo que posiciona y define al conocido comediante Facu Díaz.

Y ahora, que sigan las bromas y las risas.
Pero sin caretas.

facuhatortxu

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s