Un racista en Junts

Saltó ayer la sorpresa: había un racista en JxCat, el partido de Puigdemont.
Hoy han llegado las reacciones. Colau, ERC, PDECat y el propio JxCat le han afeado al recién acuñado racista los comentarios que había ido dejando en el espacio público al menos desde 2017.

Y la verdad es que sorprende la sorpresa que al parecer ha causado la irrupción del viejo Josep Sort. No es que sea increíble que esos partidos no conocieran al tal Sort; lo increíble (literalmente) es que haya gente que no conozca a esos partidos y a sus dirigentes y militantes más activos. Sorprenderse por un racista en uno de los partidos nacionalistas de Cataluña es algo así como sorprenderse por un proetarra en Bildu, o por un dirigente de Podemos con el retrato de Stalin o Fidel en el despacho. Lo del tal Sort, nacionalista comprometido hasta hace dos días y “racista, xenófobo y machista” desde ayer no es más que un entusiasmo mal medido. Nada de lo que dice desentona con el mensaje principal de los partidos nacionalistas de Cataluña: lo español no tiene lugar en Cataluña, los españoles son colonos, hay que eliminar cualquier rastro de españolidad de Cataluña. Todo lo demás es variación en la intensidad o en el registro.


En 2014 Carme Forcadell dijo en un mitin que había partidos de Cataluña y luego estaban los partidos españoles en Cataluña. Se refería a Ciudadanos y al Partido Popular. “El resto es el pueblo catalán”, añadió. En 2014 Forcadell era presidenta de la Asamblea Nacional Catalana. En 2015, al año siguiente, fue elegida presidenta del Parlamento de Cataluña. No a pesar de sus palabras del año anterior, sino precisamente por ellas. Desde su posición como presidenta del Parlamento catalán participó en el intento de golpe de Estado perpetrado por los partidos nacionalistas catalanes. Antes del golpe, Colau, una de las políticas que hoy se sorprenden por el racismo de Sort, dejó dicho que desobedecerían las leyes que les parecieran injustas.

Así lo hicieron, y así lo volverán a hacer si pueden.

Claro que hay un racista en Junts. Es un conglomerado que lleva años dedicado a la limpieza cultural de Cataluña. En esa limpieza y en la difusión filosófica del golpismo político han participado todos los partidos nacionalistas que hoy señalan al tal Josep Sort, a quien lo único que realmente le podrían reprochar es demasiada pasión por lo suyo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s