De tarjetas y delitos

tarjetaopaca

Hace ya unos años una mujer se encontró una cartera en Requena, Valencia. Fue en 2007. No había dinero en la cartera, pero sí una tarjeta de crédito. La mujer usó la tarjeta para comprar en un supermercado. Gastó casi 200 euros en pañales y comida. Poco después volvió al centro comercial e intentó hacer lo mismo. Esta vez la suma ascendía a 250 euros, pero no tuvo éxito. Alguien sospechó y no pudo llevarse la compra. Lo intentó una vez más en otro establecimiento y en esa ocasión, tras descubrir que estaba en posesión de una tarjeta que no era suya, la detuvieron.

Sigue leyendo