3. Jon Bienzobas Arretxe

Jon Bienzobas Arretxe es el tercero.

Jon Bienzobas es vecino de Aperribai, el barrio de Galdácano del que también salieron Francisco Javier López Peña, ‘Thierry’, y Francisco Javier García Gaztelu, ‘Txapote’. López Peña está enterrado en el cementerio de Galdácano. En la placa se puede leer que fue un “preso político euskaldun asesinado en París”, y no el jefe ‘militar’ de ETA.

thierry

En el mismo cementerio están enterrados también Víctor Legorburu Ibarreche, antiguo alcalde de Galdácano, y Eloy García Cambra, policía municipal. ETA asesinó a ambos en Galdácano.El nicho de Eloy García Cambra está a sólo unos metros del de López Peña, en el mismo pasillo. No hay ninguna referencia a su asesinato en las tumbas de Legorburu y de García Cambra.

garcia-cambra
De García Gaztelu hablaremos en otra entrada.

Jon Bienzobas era miembro del Comando Madrid.

En mayo de 2007, Jon Bienzobas fue condenado a 30 años de prisión por el asesinato de Francisco Tomás y Valiente. El 14 de febrero de 1996, Jon Bienzobas entró en el despacho de Tomás y Valiente en la Universidad Autónoma y lo asesinó a tiros. Después se supo que Bienzobas había utilizado la misma pistola con la que fue asesinado en 1993 Dionisio Herrero Albiñana.
En junio de 2007, Jon Bienzobas fue condenado a 30 años de prisión por el asesinato de Rafael San Sebastián Flechoso. El 10 de junio de 1990, Bienzobas entró en una cafetería de Guecho y disparó a Rafael San Sebastián en la cabeza.
En julio de 2007, Jon Bienzobas fue condenado a 186 años de prisión por un atentado con coche bomba contra los ocupantes de una furgoneta del Ejército del Aire. La bomba falló al paso de la furgoneta, pero explosionó cuando no pudo ser desactivada por los TEDAX, hiriendo a varias personas.
En 1997, el Comando Madrid asesinó al teniente coronel Jesús Cuesta y al magistrado del Supremo Rafael Martínez Emperador. En 1995, el mismo comando perpetró el atentado del Puente de Vallecas, en el que fueron asesinados seis trabajadores de la Armada y quedaron heridos más de diez, algunos de ellos con secuelas para toda la vida.

Jon Bienzobas Arretxe no es un preso político. Es un miembro de ETA. Y por eso está en la cárcel.

bienzobas

Más información:

http://elpais.com/diario/2007/05/18/espana/1179439224_850215.html

http://elpais.com/diario/2007/06/12/espana/1181599203_850215.html

http://elpais.com/diario/1996/02/16/espana/824425201_850215.html

http://www.elmundo.es/elmundo/2006/05/29/comunicacion/1148919765.html

http://elpais.com/elpais/2002/05/14/actualidad/1021364229_850215.html

http://www.elmundo.es/elmundo/2007/07/06/espana/1183733310.html

 

Anuncios

La semana del olvido

 

A partir del 14 de mayo se celebrará la V Semana de la Memoria de Galdácano. La organiza una asociación llamada ‘Galdakao Gogora’, y cuenta con la colaboración del Ayuntamiento. Habrá una exposición sobre la marina de guerra auxiliar del País vasco, una conferencia sobre los campos de concentración y batallones de trabajo en Vizcaya, y un homenaje institucional a las 20 víctimas del bombardeo que sufrió el pueblo el 19 de mayo de 1937, durante la Guerra Civil.

Esas 20 víctimas de hace 79 años merecen un homenaje del Ayuntamiento. No así las 10 personas que asesinó ETA en el pueblo.
Esteban Beldarrain Madariaga.
Víctor Legorburu Ibarreche.
José Ignacio Pérez Álvarez.
Pedro Carbonero Fernández.
José Verdú Ortiz.
Francisco Javier Fernández Lajusticia.
Juan Enríquez Criado.
Luis Alberto Asensio Pereda.
Eloy García Cambra.
Jesús Ildefonso García Vadillo.

Ni la asociación de la memoria ni el Ayuntamiento consideran oportuno recordar a esas víctimas.

Tampoco a los etarras salidos de Galdácano. Francisco Javier García Gaztelu, “Txapote”; Jon Bienzobas, “Karaka”; Francisco Javier López Peña, “Thierry”; Francisco Javier Martínez Izagirre, “Javi de Usánsolo”; O Jon Krespo, que escribió y buzoneó una carta con amenazas para que los vecinos echasen del pueblo a Ricardo Gutiérrez Solana.
Y como no se recuerdan sus actos, se recuerdan sus caras.

thierry

 

En 2007 se llevó a cabo un acto de homenaje a las personas que ETA asesinó en el pueblo. El alcalde aprovechó para pedir perdón a los familiares por el “olvido institucional”. Se erigió un monumento, Besarkada estua (Fuerte abrazo), en memoria de las víctimas.

En 2016, en la V Semana de la Memoria, el olvido institucional aún goza de una estupenda salud.


El artículo que me han publicado hoy en The Objective: Las decisiones que no tomamos.