El pueblo y sus bufones

bufones

El Pueblo, aupado por los demagogos a la posición de tirano adolescente, demanda bufones. Y los bufones proveen.

Atendiendo a lo más reciente, ahí están los de la consulta catalana. Bufones a su pesar, y con tintes siniestros. Aunque los bufones de verdad, los que producen carcajada,  son los de la consulta canaria. ¿Cree usted que Canarias debe cambiar su modelo medioambiental y turístico por las prospecciones de gas o petróleo? Carcajada por la pregunta en sí, en las antípodas de la claridad, y por el mismo hecho de convocar una consulta para tratar ese tema. ¿Qué tema? Ésa es la cuestión. Consultas para todo y para todos. Es lo que pide ahora el tirano adolescente. Y en un lenguaje confuso y ambiguo, para que ejercite su imaginación. La cuestión no es resolver un problema de porcentajes o un texto de Descartes, sino encontrar soluciones imaginativas y ofrecer al tirano un ambiente en el que pueda desarrollar su felicidad. Así en la escuela como en el trono.

Sigue leyendo