La lista de la vergüenza

En realidad no existe “la lista de la vergüenza”. Es uno de esos recursos que sirven para atraer lectores, así que imagino que ya se habrá usado en algún sitio.

Para referirse, claro, a lo de Panamá. “Lo de Panamá” es indefinido, precisamente como lo de Panamá. No sabemos muy bien en qué consiste, pero de eso va el juego. Basta con que aparezca refugio -paraíso- fiscal para que salte la banderita roja. Qué vergüenza, unos tienen cuentas o algo en Panamá, y Bódalo en la cárcel.

Pero el título, en este caso, no iba por ahí. No pensaba en lo de Panamá, sino en lo de Cataluña. Pocos días antes de que saltase el escándalo apareció en la prensa una noticia de ésas que no dan ni para tomar un café. ‘Una lista negra de malos catalanes.‘ Tres barretinas con autor presentaron el libro en el que aparece la lista, hubo cierto revuelo, y ya. No da -no damos- para más.

Aunque tal vez exageramos en cuanto a la falta de atención. Al fin y al cabo se trata sólo de un libro, como los que se venden en Europa. La librería.