Una prensa independiente, un periodista total.

El comunicado de la Asociación de Prensa de Madrid sobre las denuncias de algunos periodistas por acoso y presiones de Podemos ha hecho asomar algunas patitas.
Ayer los comentarios en Eldiario.es parecían pedir la llegada de un Trump redentor que acabase con la prensa manipuladora. Pero los comentarios son el infierno, y no hay que hacerles demasiado caso.

Hoy han aparecido los primeros análisis, y eso ya es más serio. En el propio Eldiario.es, Andrés Gil señala que la APM hace mal en denunciar el acoso de Podemos, y que a quienes debería denunciar es a los editores y a los poderes políticos y económicos.
Gumersindo Lafuente reconoce que “ni Pablo Iglesias ni algunos de sus colegas de Podemos pueden dar lecciones de elegancia en su trato con los medios”, pero, añade, “al menos no ocultan su posición crítica ante el trabajo periodístico”. Echenique, por ejemplo, a quien Lafuente preguntó en un debate por su idea de periodismo, defendió la creación de un organismo que etiquetase la calidad de los servicios informativos de las televisiones. A Lafuente esta idea le pareció “inquietante” pero al menos, volvió a añadir, Echenique no se escondió. Sobre el comunicado de la APM, el periodista dice que le sorprendió su “tono lastimero y llorón”. Y termina su pieza haciendo una autocrítica al periodismo.

Pero la pieza buena de verdad no aparece en Eldiario.es sino en Público, y la firma Pascual Serrano. Dejo a continuación dos frases del artículo, a las que he añadido las negritas.

¿Y por qué un político no puede pretender descalificar y minar la credibilidad de un periodista si considera que el trabajo que muestra esa periodista no está contrastado, o, lo que es lo mismo, miente?

Como ya señaló Ignacio Ramonet, vivimos en una sociedad donde la mayoría de los grupos de presión tiene un contrapoder: Frente al gobierno hay una oposición, frente a los empresarios existen sindicatos, ante el poder de las empresas se crean asociación de consumidores. Sin embargo, el llamado cuarto poder no tiene ningún contrapoder ante el que responder o que pueda denunciar su insalubridad si la hubiere. El derecho a la información no es patrimonio de los periodistas, sino de los ciudadanos, por eso debemos conocer las quejas que tiene un político de los periodistas, con nombre y apellidos.

Es interesante conocer el curriculum de Pascual Serrano. En concreto, es interesante conocer que Serrano fue asesor editorial de Telesur, el canal de televisión creado en 2005 desde el Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información de la República Bolivariana de Venezuela, y gestionado por, entre otros, los Estados de Venezuela, Bolivia, Ecuador… y Cuba.

La idea de un nuevo periodismo independiente y del pueblo es, al cabo, la idea de periodismo que defienden dos modelos de las libertades civiles como Venezuela y Cuba.
Pero eso ya lo sabíamos.

Hace dos años, El País publicó una entrevista a Rafael Correa, presidente de Ecuador. Uno de los países que forma parte del órgano de gestión de Telesur. Decía cosas como éstas:

P. La ley de comunicación ha sido muy criticada por muchos otros medios internacionales y organismos de derechos humanos. ¿Está en peligro la libertad de expresión en Ecuador?

R. (…) Usted va a coincidir en que el poder mediático es un poder. Entonces todo poder necesita regulación social y eso se hace a través de leyes. ¿Dónde está el problema? ¿Por qué es un poder que se autolegitima diciendo que es libertad de prensa?

Volvamos ahora al artículo de hoy de Pascual Serrano. Sin embargo, el llamado cuarto poder no tiene ningún contrapoder ante el que responder o que pueda denunciar su insalubridad si la hubiere.

Y ahora, a Pablo Iglesias, hablando sobre la democratización de los medios de comunicación.

¿Eso qué  es lo que implica? Hacer desaparecer a los mercaderes de los medios de comunicación. La libertad de expresión será libertad de expresión cuando los medios de comunicación realmente respondan a intereses públicos. ¿Quién representa los intereses públicos? Las organizaciones sociales, la sociedad civil…

También El País recogía hace algo menos de dos años algunas de las ideas de Pablo Iglesias sobre la prensa, publicadas en el libro Conversación con Pablo Iglesias.

Si el derecho a la información es un derecho democrático, la concentración de la propiedad es incompatible con ese derecho (…) No puede ser que algo tan importante, y de interés público, imprescindible para la democracia, como son los medios de comunicación, esté solo en manos de multimillonarios.

Más contexto:

Los capitalistas llaman libertad de imprenta a la libertad de soborno de la prensa por los ricos, a la libertad de utilizar la riqueza para fabricar y falsear la llamada opinión pública. Los defensores de la “democracia pura” también se manifiestan de hecho en este caso como defensores del más inmundo y venal sistema de dominio de los ricos sobre los medios de ilustración de las masas, resultan ser embusteros que engañan al pueblo y que con frases bonitas, bellas y falsas hasta la médula distraen de la tarea histórica concreta de liberar a la prensa de su sojuzgamiento por el capital.

Esto no es de Iglesias, sino de Lenin, en Tesis e informe sobre la democracia burguesa y la dictadura del proletariado.

Iba a cerrar la entrada con este fragmento de un artículo de Pascual Serrano en el que hace balance sobre su paso por Telesur. Pero no va a ser así. Al final del fragmento, una curiosidad.

Han sido necesarios más de 75 años desde que se inventara la televisión para que surja un proyecto multinacional que no dependa de grandes grupos empresariales ni de elementos publicitarios, que apueste por dar la voz a los ciudadanos y no a accionistas, anunciantes y grupos de poder. Por supuesto, una iniciativa así no se hubiese permitido en EEUU, tampoco Europa se ha demostrado capaz. Ha sido América Latina quien está demostrando que otro mundo es posible y factible como ha afirmado Pedro Casaldáliga.

No lo podemos negar, en Europa nos corroe la envidia. Gobiernos con muchos más recursos y democracias supuestamente más desarrolladas han sido incapaces de crear un modelo televisivo independiente del dinero y del poder empresarial.

Es lo que han conseguido cuatro países –Venezuela, Argentina, Cuba y Uruguay- a los que ya se han unido Bolivia y Nicaragua, y Ecuador próximamente. Todos ellos comparten la necesidad de abordar la información desde una nueva óptica que priorice el protagonismo de los pueblos, los valores de la integración latinoamericana y el rigor informativo por encima de la banalidad, la publicidad, el espectáculo y la manipulación al servicio de las grandes corporaciones empresariales.

 

 

La curiosidad es que hoy Pablo Iglesias ha publicado esto en su cuenta de Twitter:

 

 

Contexto:

¿Qué entiendes como medio enfocado o desenfocado? ¿Qué periodista crees que realiza una cobertura adecuada o inadecuada en relación con la comunicación para el cambio social y los Derechos Humanos? Arranca la segunda fase de los Premios Enfocados/Desenfocados en su segunda edición. Unos galardones de carácter simbólico que promueven la participación amplia de la ciudadanía como jurado. La ciudadanía ya puede elegir qué periodistas, medios y secciones dan una visión enfocada o desenfocada de la realidad.

Eso fue la segunda edición de los premios Enfocados/Desenfocados, de la que no queda, o al menos no he podido encontrar, registro de los ganadores. Sobre la primera edición de los Premios al Periodismo por el Cambio Social, la clínica de medios de la Universidad Europea de Madrid publicaba esto:

El pasado jueves 24 de octubre, coincidiendo con la semana de la pobreza, se celebraba la primera edición de los Premios al Periodismo por el Cambio Social en el Círculo de Bellas Artes a las puertas de la manifestación por la reforma educativa del Ministro de Educación Ignacio Wert. El evento estuvo organizado por la Universidad Carlos III en colaboración con diversas ONG.
Estos premios, también conocidos como Los premios Enfocados y Desenfocados, premian a aquellos periodistas “enfocados” que apuestan por un nuevo periodismo impulsados por una prensa alternativa en busca de una labor honesta, humana y comprometida. Mientras que aquellos “desenfocados” fueron los que cuya labor se ha visto contaminada, es decir, la prensa tradicional.

Los medios que recibieron los galardones Enfocados fueron Diagonal, Periodismo Humano y Eldiario.es, premio especial del público. Los programas premiados fueron Salvados -premio especial del público- Desalambre y La Tuerka.
La curiosidad, decíamos: los periodistas merecedores del premio Enfocados fueron Jordi Évole, Ignacio Escolar y… Pablo Iglesias. Premio especial del público. En la categoría de periodista.

Ahora recordemos la idea de Echenique, un organismo que etiquete la calidad de los servicios informativos.
O las palabras de Iglesias: La libertad de expresión será libertad de expresión cuando los medios de comunicación realmente respondan a intereses públicos. ¿Quién representa los intereses públicos? Las organizaciones sociales, la sociedad civil…

Anuncios

“Nuestra tarea es repetir a Lenin, que no es lo mismo que nombrarlo muchas veces”

Hace tres años el ahora Secretario Político de Podemos dijo que había que repetir a Lenin. Parece que quien nombraba a Lenin se asustó y borró el tuit, tal vez porque Lenin no dijo “materialismo dialéctico” al pueblo de su país, sino “paz y pan”.

 

 

Leamos a Lenin, pues.

TESIS E INFORME SOBRE LA DEMOCRACIA BURGUESA Y LA DICTADURA DEL PROLETARIADO
Fuente: aquí

1. El desarrollo del movimiento revolucionario del proletariado en todos los países ha hecho que la burguesía y sus agentes en las organizaciones obreras forcejeen convulsivamente con el fin de hallar argumentos ideológico-políticos para defender la dominación de los explotadores. Entre esos argumentos se esgrime particularmente la condena de la dictadura y la defensa de la democracia. La falsedad y la hipocresía de este argumento, repetido en mil variantes por la prensa capitalista y en la Conferencia de la Internacional amarilla de Berna, celebrada en febrero de 1919, son evidentes para todos los que no quieren hacer traición a los principios elementales del socialismo.

esther l barcelo

Esther López Barceló en El País. Responsable de Memoria Democrática de IU y Directora de Gabinete de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Madrid.

2. Ante todo, ese argumento se basa en los conceptos “democracia en general” y “dictadura en general”, sin plantear la cuestión de qué clase se tiene presente. Ese planteamiento de la cuestión al margen de las clases o por encima de ellas, ese planteamiento de la cuestión desde el punto de vista -como dicen falsamente- de todo el pueblo, es una descarada mofa de la teoría principal del socialismo, a saber, de la teoría de la lucha de clases, que los socialistas que se han pasado al lado de la burguesía reconocen de palabra y olvidan en la práctica. Porque en ningún país capitalista civilizado existe la “democracia en general”, pues lo que existe en ellos es únicamente la democracia burguesa, y de lo que se trata no es de la “democracia en general”, sino de la dictadura de la clase, es decir, del proletariado, sobre los opresores y los explotadores, es decir, sobre la burguesía, con el fin de vencer la resistencia que los explotadores oponen en la lucha por su dominación.

capitalismo comunismo democracia garzon

Alberto Garzón en El Mundo.

3. La historia enseña que ninguna clase oprimida ha llegado ni podría llegar a dominar sin un período de dictadura, es decir, sin conquistar el poder político y aplastar por la fuerza la resistencia más desesperada, más rabiosa, esa resistencia que no se detiene ante ningún crimen, que siempre han opuesto los explotadores. (…)

6. La importancia de la Comuna consiste, además, en que hizo un intento de aniquilar, destruir hasta los cimientos el aparato del Estado burgués, burocrático, judicial, militar y policíaco, sustituyéndolo con una organización autónoma de las masas obreras que no conocía la división entre el poder legislativo y el ejecutivo. Todas las repúblicas democráticas burguesas contemporáneas, comprendida la alemana, a la que los traidores al socialismo, mofándose de la verdad, llaman república proletaria, conservan ese aparato estatal. Por tanto, se confirma una y otra vez con toda evidencia que los gritos en defensa de la “democracia en general” son de hecho defensa de la burguesía y de sus privilegios de explotación.

7. La “libertad de reunión” puede ser tomada como modelo de las reivindicaciones de la “democracia pura.” Cada obrero consciente que no haya roto con su clase comprenderá enseguida que sería una estupidez prometer la libertad de reunión a los explotadores en un período y en una situación en que los explotadores se resisten a su derrocamiento y defienden sus privilegios. (…)

8. La “libertad de imprenta” es asimismo una de las principales consignas de la “democracia pura”. Los obreros saben también, y los socialistas de todos los países lo han reconocido millones de veces, que esa libertad será un engaño mientras las mejores imprentas y grandísimas reservas de papel se hallen en manos de los capitalistas y mientras exista el poder del capital sobre la prensa, poder que se manifiesta en todo el mundo con tanta mayor claridad, nitidez y cinismo cuanto más desarrollados se hallan la democracia y el régimen republicano, como ocurre, por ejemplo, en Norteamérica. A fin de conquistar la igualdad efectiva y la verdadera democracia para los trabajadores, para los obreros y los campesinos, hay que quitar primero al capital la posibilidad de contratar a escritores, comprar las editoriales y sobornar a la prensa, y para ello es necesario derrocar el yugo del capital, derrocar a los explotadores y aplastar su resistencia. Los capitalistas siempre han llamado “libertad” a la libertad de lucro para los ricos, a la libertad de morirse de hambre para los obreros. Los capitalistas llaman libertad de imprenta a la libertad de soborno de la prensa por los ricos, a la libertad de utilizar la riqueza para fabricar y falsear la llamada opinión pública. Los defensores de la “democracia pura” también se manifiestan de hecho en este caso como defensores del más inmundo y venal sistema de dominio de los ricos sobre los medios de ilustración de las masas, resultan ser embusteros que engañan al pueblo y que con frases bonitas, bellas y falsas hasta la médula distraen de la tarea histórica concreta de liberar a la prensa de su sojuzgamiento por el capital. Libertad e igualdad verdaderas será el orden de cosas que están instaurando los comunistas, y en él será imposible enriquecerse a costa de otros, no habrá posibilidad objetiva de someter directa o indirectamente la prensa al poder del dinero, no habrá obstáculo para que cada trabajador (o grupo de trabajadores, sea cual fuere su número) posea y ejerza el derecho igual de utilizar las imprentas y el papel que pertenecerán a la sociedad.

Iglesias prensa

Pablo Iglesias en El País.

Complemento:

 

12. Con tal estado de cosas, la dictadura del proletariado no sólo es por completo legítima, como medio para derrocar a los explotadores y aplastar su resistencia, sino también absolutamente necesaria para toda la masa trabajadora como única defensa contra la dictadura de la burguesía, que ha llevado a la guerra y está gestando nuevas matanzas.

Lo principal entre lo que no comprenden los socialistas -y de aquí su miopía teórica, su cautiverio en poder de los prejuicios burgueses y su traición política al proletariado- es que en la sociedad capitalista, cuando la lucha de clases inherente a ella experimenta una agudización más o menos seria, no puede haber nada intermedio, nada que no sea la dictadura de la burguesía o la dictadura del proletariado. Todo sueño de una tercera solución es un reaccionario gimoteo de pequeño burgués.

13. Otro error teórico y político de los socialistas consiste en que no comprenden que las formas de la democracia han ido cambiando inevitablemente en el transcurso de los milenios, empezando por sus embriones en la antigüedad, a medida que una clase dominante iba siendo sustituida por otra. En las antiguas repúblicas de Grecia, en las ciudades del medievo, en los países capitalistas adelantados, la democracia tiene distintas formas y se aplica en grado distinto. Sería una solemne necedad creer que la revolución más profunda en la historia de la humanidad, el paso del poder de manos de la minoría explotadora a manos de la mayoría explotada -paso que se observa por primera vez en el mundo- puede producirse en el viejo marco de la vieja democracia burguesa, parlamentaria, sin los cambios más radicales, sin crear nuevas formas de democracia, nuevas instituciones que encarnen las nuevas condiciones de su aplicación, etc.

refundacion democratica

Íñigo Errejón en El Mundo.

17. El ejército ha sido un aparato de opresión no sólo en las monarquías. Sigue siéndolo también en todas las repúblicas burguesas, incluso en las más democráticas. Sólo el Poder soviético, organización estatal permanente precisamente de las clases oprimidas antes por el capitalismo, está en condiciones de acabar con la subordinación del ejército al mando burgués y de fundir efectivamente al proletariado con el ejército, de llevar efectivamente a cabo el armamento del proletariado y el desarme de la burguesía, sin lo que es imposible la victoria del socialismo.

ejercito

Entrevista al Círculo Podemos de las Fuerzas Armadas, en La Marea.

(…)

Pero prácticamente desde el punto de vista de la política, eso es camaradas una demostración de que entre las masas se está produciendo un gran viraje, pues, de otro modo, esos independientes que estaban en teoría y por principio contra estas organizaciones estatales, no hubieran propuesto de buenas a primeras una necedad como es unir “pacíficamente” la Asamblea Nacional con el sistema de los Soviets, es decir, unir la dictadura de la burguesía con la dictadura del proletariado. Somos testigos de que todos ellos están en bancarrota como socialistas y como teóricos y del enorme cambio que se está produciendo en las masas. ¡Las masas atrasadas del proletariado alemán se acercan a nosotros, se han unido a nosotros! Por tanto, la importancia del Partido Socialdemócrata Independiente de Alemania, lo mejor de la Conferencia de Berna, es, desde el punto de vista de la teoría y del socialismo, igual a cero; sin embargo, continúa teniendo cierta importancia, y consiste ésta en que esos elementos vacilantes nos sirven de indicador del estado de ánimo de los sectores atrasados del proletariado.
Quiero hacer una propuesta práctica, que consiste en que aprobemos una resolución en la que deben destacarse especialmente tres puntos.

Primero: Una de las tareas más importantes para los camaradas de los países de Europa Occidental consiste en aclarar a las masas la significación, la importancia y la necesidad del sistema de los Soviets. Se observa que no existe la suficiente comprensión de este problema. Si bien es verdad que Kautsky e Hilferding han fracasado como teóricos, los últimos artículos publicados en Freiheit demuestran, sin embargo, que reflejan fielmente el estado de ánimo de las capas atrasadas del proletariado alemán. En Rusia pasó lo mismo: en los primeros ocho meses de la revolución rusa, el problema de la organización soviética se discutió muchísimo, y para los obreros no estaba claro en qué consistía el nuevo sistema ni si se podría formar el aparato del Estado a base de los Soviets. En nuestra revolución, nosotros no avanzamos por el camino de la teoría, sino por el camino de la práctica. Por ejemplo, la cuestión de la Asamblea Constituyente no la planteábamos antes teóricamente y no decíamos que no reconocíamos la Asamblea Constituyente. Sólo más tarde, cuando las organizaciones soviéticas se extendieron por todo el país y conquistaron el poder político, fue cuando nos resolvimos a disolver la Asamblea Constituyente. Ahora vemos que en Hungría y Suiza, la cuestión se plantea de modo mucho más agudo. De una parte, eso está muy bien, pues nos da la firme seguridad de que la revolución avanza más rápidamente en los países de Europa Occidental y nos traerá grandes victorias. De otra parte, ello encierra cierto peligro: concretamente el de que la lucha sea tan vertiginosa, que la conciencia de las masas obreras quede a la zaga del desarrollo. Incluso ahora, la importancia del sistema de los Soviets no está todavía clara para grandes masas de obreros alemanes instruidos políticamente, pues han sido educados en el espíritu del parlamentarismo y en los prejuicios burgueses.

 

egarzonentendercomu

Eduardo Garzón en Diario Crítico.

 

Y esto es lo que el Secretario Político de Podemos borró (gracias a @ianhazlitt por compartirlo). Ahora es la fase de paz y pan.

errejonlenindial

 

Un adjetivo de más

Todo empezó con un ligero “Democracia real ya”. Todo había empezado antes, es cierto. Pero el capítulo en el que nos encontramos comienza en ese momento. Un adjetivo. Y un entierro. El de la democracia como sometimiento a la ley.

Todo había empezado ya, mucho antes y muchas veces. Pero este capítulo, el de los cinco millones y los 69 diputados empieza justo ahí. Y progresa. En número y en palabras. El movimiento que deslegitimaba la democracia a secas nos trajo a Pablo Iglesias, del mismo modo que la adjetivación de la democracia trae siempre otra cosa. Ayer, Juan Carlos Monedero publicó un vídeo en el que hablaba sobre el ataque de Iglesias a la prensa. Decía algo cierto: no fue un ataque. Fue una declaración de principios. Y decía algo más: que no tendremos una auténtica democracia hasta que no tengamos unos medios de comunicación realmente libres.

Es decir, hasta que redefinamos esas palabras. Podría haber dicho que no tendremos socialismo hasta que no controlemos los medios de comunicación. Pero el efecto habría sido distinto. De ahí el adjetivo y el adverbio. La auténtica democracia es la nuestra, y la libertad de los medios de comunicación la traeremos nosotros.

El mensaje no era nuevo. Lo habían repetido en infinidad de ocasiones, no en antros oscuros sino en tertulias y, especialmente, en universidades. En muchas de esas ocasiones hubo cámaras. El mensaje era público. Pero ayer Victoria Prego, presidenta de la Asociación de la Prensa de Madrid, despierta. Y da la voz de alerta. Hay un tal Pablo Iglesias que ha atacado a un periodista. ¡A un periodista -de los nuestros-! Es verdad, antes había “enseñado la patita”, pero ahora, con esa burla, muestra su “verdadera cara”.
Y vuelta al letargo.

Hoy la noticia es otra. Pablo Iglesias estuvo ayer en Pamplona –esta Pamplona– y dijo que “sin personas como Otegi no habría paz“. Iglesias asume el relato de Otegi, que es el relato de ETA. No sólo el que lo presenta como un hombre de paz, sino el que defiende que lo que hubo entre ETA y los españoles fue una guerra. Así, cabría decir también que sin personas como Javi de Usansolo, Javier García Gaztelu o Josu Zabarte, el ‘Carnicero de Mondragón‘, no habría paz. Gracias, pues.

Los relatos tienen varias fuentes. Las reconstrucciones, las adjetivaciones y los silencios. Ilusión, alusión y elusión. En la noticia de hoy se ve un ejemplo de esto último. Iglesias se refiere al ‘conflicto’ como guerra -‘conflicto’ es ya relato-, y a la guerra como algo indeterminado. “Creo que por desgracia durante muchos años se vivió una situación difícil y yo soy de los que pienso que algunos quizá debieran pedir perdón de manera más clara por ciertas cosas.”

Situación difícil, algunos y ciertas cosas. O lo que es lo mismo: terror, terroristas y asesinatos. Sólo que, claro, no es lo mismo. Y ahí está la cuestión.

Todo esto empieza con un adjetivo de más. Y termina mal.


La propuesta para el día del libro es evidente: Klemperer.

 

.

El registro.

 

El problema de los políticos que contemplan el totalitarismo como una posibilidad es el registro. Ante ciertos públicos se pueden decir cosas que pasarían factura si fueran conocidas a nivel general. Pero no pueden dejar de decir esas cosas. Así que lo que tienen que hacer es eliminar esos registros.

Hace tiempo escribí sobre un vídeo de Pablo Iglesias. El vídeo recogía un fragmento de una ponencia de Iglesias en unas jornadas organizadas por la Unión de Juventudes Comunistas de España. La ponencia se titulaba Comunicación política en tiempos de crisis. Durante la ponencia, uno de los asistentes le pedía al por entonces profesor de la UAM que dijera qué le parecía más importante, hacer propaganda o educar.

  • ¿Propaganda o educar? Propaganda sin lugar a dudas. Educar cuando controlemos un Ministerio de Educación.

Ésa fue la respuesta de Pablo Iglesias. Hoy he abierto la entrada para volver a ver el vídeo. Pero el vídeo ya no estaba. Afortunadamente Santiago González, autor del blog en el que vi el vídeo por primera vez, transcribió la respuesta hace tiempo.
También he encontrado otros dos enlaces al vídeo. Éste y éste. Lo bueno es que ofrecen la posibilidad de escuchar al propio Iglesias, y eliminan la opción de escudarse en una supuesta manipulación. Lo malo es que no es aconsejable fiarse de la permanencia de esos registros, como ya hemos visto. Eliminarán vídeos porque el principal problema para ellos, decíamos, es el registro. Por eso el registro es un deber. El simple acto de mostrar los hechos. Sirva o no sirva para algo.

 


 

 

En la entrada que escribí me refería también al escrache que organizaron contra Rosa Díez en la Facultad de Políticas de la Complutense. Algo en lo que no reparé cuando lo vi en su momento: cuando da comienzo el acto de repudio espontáneo, justo después de escuchar las instrucciones -“arriba, arriba, arriba”- alguien canta el comienzo de Eusko gudariak

eusko gudariak

Y otra cuestión importante: alguien de la universidad accede a la petición improcedente y les da el micrófono. Un pequeño gesto.

Por último, las explicaciones de Iglesias. “Es radicalmente falso que ninguna persona sentada en esta mesa o ninguna persona de Podemos participara en un escrache.”
No deja de ser gracioso.

Cuando gobierna Podemos

Nótese que no es una advertencia sobre lo que podría pasar. Tampoco es lo que pasará. No es cuando gobierne Podemos. El título es Cuando gobierna Podemos porque trata de eso. Lo que ocurre cuando gobierna.

Cuatro partidos gobiernan Navarra. Es aconsejable que tome nota quien no los conozca. En primer lugar, EH Bildu. No requiere presentación. En segundo lugar Geroa Bai, la marca del PNV en Navarra. En tercer lugar Izquierda-Ezkerra, la marca de Izquierda Unida en Navarra. Por último, Podemos, que no tiene consejeros pero preside el Parlamento y firmó el acuerdo de Gobierno. Es decir, Podemos e IU pactan con la derecha nacionalista vasca y la izquierda “abertzale” para formar el Gobierno de Navarra. Esto en sí mismo ya es importante. Pactar es asumir hasta cierto punto las tesis de aquéllos con quienes pactas. Y es verdad que no se puede decir que sorprenda. La marca de IU para las elecciones generales del 20 de diciembre es Unidad Popular. El nombre lo registró Gonzalo Boye, condenado a 14 años por colaborar con ETA en un secuestro. El tesorero de UP-IU es Pablo Gómez Ces. Pablo Gómez Ces fue condenado a 61 años de prisión por el asesinato del policía nacional Eduardo Navarro Cañada.

En cuanto a Podemos, su candidato al Senado es Santiago Alba Rico. El que fuera guionista de La Bola de Cristal ‘beneficiado por el nepotismo materno’, y cuyo objetivo era ‘contar Marx a los niños’, en sus propias palabras. Más adelante se puso a escribir cosas serias. Algunas, sobre ETA. Por ejemplo:

debemos decir igualmente, por imperativo moral y democrático, «todos somos Iñaki de Juana» y combatir este poco de dictadura que amenaza la paz y las libertades de los vascos y de los españoles.

Hace unas horas ha muerto asesinado Isaías Carrasco, un exconcejal del PSOE, en el portal de su casa en Mondragón (Guipúzcoa). (…) ¿A favor de quién ha votado ETA? (…) Sabemos, en cualquier caso, contra quién ha votado. Ha votado contra un hombre que no iba a votar al PP.

Así que el tesorero de la candidatura de UP-IU a las Generales, Pablo Gómez Ces, perteneció a ETA y asesinó a un policía nacional. Gonzalo Boye, condenado por colaborar con ETA en un secuestro, registró el nombre del partido. Y el candidato al Senado de Podemos, Santiago Alba Rico, analizaba los atentados de ETA en función de la nacionalidad o del partido político en el que militase la víctima. Es bueno recordar esto, a cinco días de las elecciones. No se trata de difamaciones, no se trata de que Pablo Iglesias defienda a Otegi, o de que busque explicaciones políticas a los atentados de ETA. No son vinculaciones enrevesadas, que diría García Ferreras. Se trata de hechos concretos. Hechos que los votantes racionales deberían tener en cuenta.

Pero estábamos hablando de Navarra. En Navarra gobiernan Geroa Bai, Bildu y los dos partidos mencionados en el párrafo anterior, Podemos e IU. Y en Navarra, lógicamente, hacen cosas. Por ejemplo, invitar a familiares de presos de ETA a hablar en la Comisión de Relaciones Ciudadanas e Institucionales sobre las incomodidades que tienen que soportar cuando van a visitar a sus familiares a las distintas cárceles en las que se encuentran. Uno de esos familiares es Maite Laborda. Antes de dar paso a los familiares, Bakartxo Ruiz, la representante de Bildu, echaba en cara a los concejales de algunos partidos la decisión de no participar en el acto. Entre esos concejales estaban los compañeros de partido de Tomás Caballero, que fue asesinado por Mikel Ayensa; precisamente el hijo de Maite Laborda.

Dice Maite Laborda en su intervención que la política de dispersión es un sinsentido, y que no les gusta ponerse nerviosos antes de un viaje a la cárcel. Les preocupa el tiempo, la posibilidad de sufrir un accidente. No les gusta correr riesgos, y tampoco la fatiga de un viaje relámpago. Éste es el relato del asesinato de Tomás Caballero, por el que fue condenado Mikel Ayensa:

Según testigos presenciales, Caballero y su acompañante subieron al coche del fallecido, un Ford Mondeo, de color azul, matrícula NA-6004-AN, que tenía aparcado en la calle. El concejal empezó a maniobrar el coche para salir y en ese instante notó un movimiento extraño y alertó a su acompañante gritándole: “¡Sal del coche!”. Los terroristas, dos jóvenes que después huyeron a la carrera, no le dieron tiempo a más. Le dispararon a través de la ventanilla en tres ocasiones. Dos balas del calibre 9 milímetros parabellum le traspasaron la cabeza.

A la madre del asesino de Tomás Caballero le preocupan los riesgos a los que se expone cuando acude a visitar a su hijo. El tiempo, los accidentes. A los concejales de UPN, PSN y PP también les preocupaban los riesgos de viajar en coche. Pero en su caso esos riesgos no eran el tiempo y los accidentes, sino la posibilidad de que algún miembro de ETA, como el hijo de Maite Laborda, los asesinaran. No dedica ni una palabra a esos concejales, a los compañeros de la persona a quien asesinó su hijo. Ninguno de los familiares, ninguno de los representantes de los partidos políticos en la comisión, dedica unas palabras a recordarlo. Hay que esperar hasta la intervención del representante de UPN, que finalmente sí acude, para escuchar la palabra “asesinato”, para que se recuerden los crímenes por los que los familiares de los miembros de Etxerat invitados a hablar cumplen condenas en las cárceles. Ésta es la primera parte de su intervención, se puede ver completa aquí a partir del 1:01:00.


Antes del atentado cometido por el hijo de Maite Laborda, HB había interpuesto una querella contra Tomás Caballero porque éste les había acusado de complicidad con los asesinos de ETA. El portavoz de IU en el Ayuntamiento de Navarra preguntó al portavoz de HB, Koldo Lakasta, si eran conscientes de que esa querella ponía a Caballero en el punto de mira de ETA, y de que podía conducir a su asesinato. Lakasta le contestó que ‘sería un efecto del conflicto’. Después del asesinato, Lakasta volvió a dirigirse a José Javier Echeverría, el portavoz de IU: ‘Ya le habíamos avisado cuatro veces”.
Hoy, IU gobierna con Bildu en Navarra, y tiene como tesorero a un antiguo miembro de ETA que fue condenado a 61 años por asesinato.

Podemos, decíamos, también forma parte de ese gobierno. Su representante en la comisión dice (51:00) que “en una lógica de guerra el derecho pierde, el derecho se va”. Habla de los miembros de ETA encarcelados como “personas que han ejercido determinada violencia o que han cometido un delito”. Después habla de la política penitenciaria como “lógica de venganza”.

La presidenta de la comisión se despide con estas palabras dirigidas a los familiares de los etarras condenados:


La presidenta de la comisión es Tere Sáez, de Podemos. Y decíamos que no sorprende este lenguaje, y que no sorprenden estos pactos ni estos actos. Mencionábamos las palabras de su candidato al Senado, Santiago Alba Rico. Pero hay muchos más. Antón Gómez-Reino Varela, por ejemplo, candidato de Podemos al Congreso por Galicia. Antón Gómez-Reino, “Tone”, firmó un manifiesto en solidaridad con Iñaki de Juana Chaos. El manifiesto afirmaba que a De Juana Chaos lo estaban matando por ser abertzale y de izquierdas. Eso es lo que dice hoy La Razón. Si alguien considera que no es una fuente fiable, que vaya a la página del manifiesto. Allí sigue el texto, allí sigue la firma del candidato de Podemos al Congreso. Y no se puede decir que se trate de un desconocido, de alguien que se ha apuntado al partido recientemente. El firmante del manifiesto en solidaridad con el etarra De Juana Chaos fue una de las tres personas que fundaron el movimiento que después daría lugar a Podemos. Carolina Bescansa era otra de esas personas.

Esto es lo que hace Podemos cuando gobierna en parlamentos regionales o en ayuntamientos. Esto, entre otras muchas miserias, es lo que estará apoyando cualquier persona que vote a Podemos el próximo 20 de diciembre.

¡Justicia, justicia! (bolivariana)

Leo que Maduro ha ordenado detener a los gerentes de los supermercados en los que se formen colas. Verosímil en un primer momento, teniendo en cuenta el historial del personaje. Pero hay límites en la irracionalidad. Está el mundo, y luego está El Mundo Today. Separados. Ésa es la teoría, y por eso tras un primer momento de aceptación, surge la duda. Es imposible, tiene que ser una exageración. Pero no lo es, claro. Personajes como Maduro son nexos entre dos mundos. Éste es un concepto bastante común en las historias fantásticas. El mundo de los vivos y el mundo de los espíritus. Tierra-1 y Tierra-2. La Tierra y la Zona Negativa. Son mundos separados, y es posible viajar de uno a otro a través de portales creados por el científico de turno. Pero en ocasiones, hay un personaje que no crea el portal, sino que es el portal. Es capaz de borrar la frontera entre ambos mundos. Bien, ése es Maduro. El nexo entre el mundo real y El Mundo Today.

Así que, efectivamente, Maduro ha ordenado detener al gerente de un supermercado en el que, al parecer, se formaban colas. Esto puede parecer gracioso. El loco contra la realidad. Pero no son ocurrencias inofensivas. Son decisiones arbitrarias que afectan a todos los venezolanos. Desde Leopoldo López, condenado a 14 años de encierro, hasta el ciudadano que no puede conseguir alimentos básicos. También ese gerente contra el que manda al SEBIN. Vemos la ocurrencia, qué loco, pensamos, y no sabemos nada más del gerente. O vemos esto de Chávez, con el que comenzó la locura, y pensamos que la cosa se queda ahí. Que ese “exprópiese” no se lleva a cabo.


Pero se lleva a cabo. Y pasa esto.


Y así avanza la revolución, de ocurrencia en ocurrencia. Hasta que llega el final. Ante la posibilidad de perder las próximas elecciones (el “escenario hipotético negado y transmutado”), Maduro amenaza con “no entregar la revolución” y con defenderla desde una alianza cívico-militar.


La cursilería y el énfasis para no decir lo que en realidad está diciendo. Las elecciones, la democracia, son válidas siempre y cuando no contradigan al régimen. Las normas son válidas siempre y cuando no frenen al régimen. El régimen es la revolución, y la revolución es el pueblo. Eso es tiranía, al fin y al cabo: arbitrariedad. En nombre del pueblo.

 

Ahora es cuando podríamos enlazar esto con algunos líderes y partidos de España. Podríamos decir que Venezuela, la Venezuela bolivariana, es decir, tiránica, es el modelo de Pablo Iglesias para España. Pero estaríamos mintiendo. Venezuela no es el modelo político de Podemos. O al menos, no sabemos si lo es. Lo que sí sabemos es lo que decía Pablo Iglesias cada vez que se refería a ese régimen. Por ejemplo, que “Hugo Chávez era la democracia”.

No hace falta saber si pretende hacer lo mismo en España. Debería bastar con saber cómo valora a ese régimen. Cuál es su juicio moral sobre un régimen que sitúa la arbitrariedad como norma suprema. Debería bastar. Pero no basta, porque es sólo moral. Los juicios y las asociaciones* no bastan. Hace falta decir que Iglesias quiere ser Chávez, porque decir que Iglesias elogia a Chávez no es suficiente. Decir que elogia a quien reduce la ley a mera voluntad no es suficiente.

Y ése es el verdadero peligro. No un político que elogia a un tirano, sino unos ciudadanos a los que el elogio de la tiranía no les parece suficientemente peligroso.

* Asociaciones

 

“Cuando controlemos un Ministerio de Educación”

ADOCTRINAMIENTO-LIBROS-NIÑOS-ESCUELA

 

Ningún político en muchísimos años ha hablado tan claro como Pablo Iglesias. Unas veces podría parecer un comunista que ha entendido muy bien el juego de la política, un Meñique digamos, de los que saben perfectamente qué decir y qué callar en cada momento. Pero otras parece un chaval recién llegado a Somosaguas con algunas páginas sueltas de Marx y Gramsci mal leídas, una lengua muy suelta, y poco tiempo para pensar.

Últimamente, por fortuna, es más frecuente verle en situaciones del segundo tipo, tal vez porque al haberse convertido en figura pública los incentivos para buscar sus intervenciones más interesantes han aumentado. Son intervenciones en las que manifiesta una torpeza política considerable, pero sin duda hay que agradecer esos momentos de transparencia desatada. El hallazgo más reciente partió del blog de Miquel Rosselló y rápidamente fue difundido por algunos medios nacionales, obligando así al líder de Podemos a dar unas peculiares explicaciones. “La casta tiene miedo”, diría el humilde portavoz. Y es posible que se trate de eso. No es para menos, si nos topamos con afirmaciones como las de este vídeo -a partir del 0: 50 se pone interesante- en el blog de Santiago González.

 

Ya educaremos cuando controlemos un Ministerio de Educación.

Educar a través de un Ministerio, propone Pablo Iglesias. Ni siquiera a través de las escuelas públicas, o de una asignatura, sino a través de un Ministerio. Un salto cualitativo en la pedagogía totalitaria, al lado del cual la asignatura de Educación para la Ciudadanía queda reducida a una niñería. Al fin y al cabo, aquello no era más que la infantilización de la educación, y esto de lo que habla Pablo Iglesias supone tomarse las cosas en serio. Es verdad que no ha inventado la rueda. El adoctrinamiento en las escuelas siempre ha estado ahí, desde la exaltación de la patria y la manipulación de la historia para adecuarla a las ensoñaciones nacionalistas, hasta los discursos vacíos en torno a algún aspecto de lo políticamente correcto. La novedad en este caso no consiste en el hecho, sino en la oficialización del hecho. La tarea de todos esos profesores voluntariosos está muy bien, pero al final, si se quiere construir y mantener la hegemonía, hay que organizarse. En este caso, desde un Ministerio de Educación. Puede parecer una idea poco ambiciosa al lado de la recién creada Secretaría para la Coordinación del Pensamiento Nacional de Cristina Fernández. Pero es cuestión de echarle imaginación. O de fijarse en Venezuela, país que Iglesias conoce bastante bien. Es increíble lo que se puede conseguir con un Ministerio de Educación bien organizado.

 

Me preguntaba hace poco en este mismo blog por las propuestas educativas de Podemos, y me parecía curioso que consistieran simplemente en una mera copia de las reivindicaciones laborales de la Marea Verde. No es que ahora haya hablado por fin de Educación, pero ese “Ya educaremos cuando controlemos un Ministerio de Educación” es mucho más revelador que veinte páginas de programa electoral. Algunos han alertado del peligro potencial de Podemos con alusiones un tanto equivocadas. “¡Que viene el Gulag, que viene el Gulag!” No, no es el Gulag. Es un simple Ministerio de Educación. Una forma de control mucho más sutil, mucho más eficaz, y mucho más peligrosa.

<Cuando un opositor dice: “no me acercaré a vosotros”, yo le respondo sin inmutarme: “tus hijos ya nos pertenecen”.>

Adolf Hitler, 6 de noviembre de 1933. (O eso dicen…)